La Esfera de Qualm

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Esfera de Qualm

Mensaje  Rafa el Jue Dic 04, 2014 2:36 am

La Esfera de Qualm:

Una reciente misión supervisada por el excelentísimo Lord Anáclides; mano de Wee-Jas, ha revelado la existencia de un complejo portal, situado al borde de un acantilado en el linde sur de las Highlands.

La localización en cuestión posee algunas ruinas élficas que han estado siendo estudiadas por la estirpe de semidragones descendientes de Sombra Roja. Afortunadamente ya se encuentra bajo la custodia del Gremio.

El portal en cuestión consta de dos anillos cruzados y su destino va más allá del reino mortal. Los aventureros de gremio que tuvieron el privilegio de franquearlo visitaron el plano astral. Lo hallado más allá de su umbral desafía las más bizarras expectativas.

Al otro lado sobrevive aún hoy en día una comunidad élfica cuyos miembros se exiliaron fuera del plano material durante los levantamientos que dieron inicio a las guerras élficas hace más de mil años.

En lugar de tomar las armas el poderoso Archimago conocido como Qualm “El Escultor” y sus seguidores, contrarios a las políticas de represión, decidieron marchar lejos de aquel mundo que ya no les pertenecía.

Bien sabido es por aquellos que estudian el tejido de la realidad que en plano astral la voluntad prima sobre la materia. Qualm era conocido por su inigualable habilidad para moldear sueños. A lo largo de varios siglos había desarrollado este arte y no pocos se maravillaron con ella en tiempos de paz. Como era de esperar cuando estalló la guerra puso su capacidad al servicio de poetas y pintores, escultores y músicos, y así, durante algún tiempo trabajaron en la que sería la ciudadela de su destierro.

Cuando la presión, por parte del resto de la nobleza élfica, sobre su pequeña comunidad se hizo insostenible Qualm y sus allegados cruzaron el portal para no regresar jamás.

La esfera de Qualm es un remanso de paz en medio del convulso éter que fluye a lo largo del plano astral. Mide exactamente mil metros de diámetro y en ella se erigen torres, puentes, paseos y plazas de blanca porcelana. Los edificios y calles de la esfera se disponen en diversos sentidos y pueden ser transitados por varias de sus caras, es un orden distinto pero dista mucho de ser un mundo caótico.

Fuera del círculo protector de Qualm se encuentra próximo a la colonia, el bosque de vid. Un anillo de vegetación autóctona que flota en torno a la ciudad y del cual los elfos obtienen la mayoría de su sustento. Las plantas, salvajes y de cultivo, de la floresta se alimentan de los nutrientes que los vientos etéreos arrastran en su avance y del río sin cauce que rodea la ciudadela, con el cual se cruzan en dos puntos.

Más allá, flotando en medio de la inmensidad, se erigen las torres de vigía, también blancas y rematadas en dos terrazas armadas con máquinas de asedio.

El límite último de los dominios de la bella gente se encuentra en el cinturón de alabastro. Una línea de rocas flotantes que giran en torno a todo el conjunto.

Pálidas naves, completamente planas, cruzan habitualmente éste espacio transportando a los habitantes de Qualm.

Estas gentes continúan ligadas a la magia con la que realizan la mayoría de sus labores diarias.

Más allá de sus dominios se extiende un mundo infinito repleto de horrores y maravillas, e incluso de otros habitantes con los que los elfos han tenido cruentas guerras y un próspero comercio.
avatar
Rafa

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 26/05/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.